Todo lo que necesitas saber sobre el empadronamiento en España

imagen de marco transparente


Todas las personas que residen en el territorio de España tienen la obligación de empadronarse en el municipio donde residen. No obstante, hoy en día el empadronamiento sigue siendo algo que los españoles evitan y temen, pero la realidad es que muchas veces suelen hablar sin conocer en realidad todo lo que implica el empadronar a los inquilinos en el país.


Por esta razón hoy hemos decidido responder algunas de las preguntas más comunes que se escuchan alrededor del empadronamiento, y demostrar que esto no representa ningún tipo de peligro para los dueños. De hecho, puede brindar muchos beneficios para ambas partes incluso en todo lo referente a la parte fiscal.



¿QUÉ ES EL EMPADRONAMIENTO Y PARA QUÉ SIRVE?


Primero debemos comenzar explicando su significado. El empadronamiento hace referencia a un registro administrativo que incluye a todos los vecinos de su residencia, en el municipio donde usted se encuentre. Estos datos funcionan como prueba de que usted vive en dicha zona.


Pero a pesar de lo que muchos piensan empadronarse es necesario para llevar a cabo trámites como solicitud de residencia y permisos de trabajo, solicitud del carnet de asistencia sanitaria, sirve para solicitar el permiso de conducir, inscribir a sus hijos en la escuela, solicitar los papeles de residencia definitivos e incluso para acceder prestaciones sociales.


De hecho, existe una ley orgánica de 2003 que expresa que es necesario renovar el empadronamiento cada dos años de todos los extranjeros comunitarios aunque no dispongan de residencia permanente. 







¿PUEDE EMPADRONARSE SIN TENER PAPELES?


Una de las dudas más comunes es si debe empadronarse a pesar de no tener sus papeles migratorios en España en regla. La realidad es que esto no influye en ningún punto de su trámite  debido a que el Ayuntamiento no realiza un seguimiento sobre el estatus migratorio de cada persona que reside en el territorio espanol.


Tome en cuenta que para el Ayuntamiento, lo más importante es tener un registro de las personas que viven bajo su jurisdicción, y así facilitar la documentación para otro tipo de papeles legales.



¿ CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL VOLANTE DE EMPADRONAMIENTO Y  EL CERTIFICADO DE EMPADRONAMIENTO?


Son dos términos similares pero en realidad tienen funcionalidades diferentes. Cuando se habla de un volante de empadronamiento se refiere a la constancia que otorga el municipio para acreditar tu empadronamientos. Este documento sirve para solicitar ayudas escolares, servicios sociales y tarifas de transporte, entre otros. 


Mientras que cuando se habla de certificado de empadronamiento se refiere a lo que se requiere para acreditar el empadronamiento ante Tribunales de Justicia u Organismos extranjeros, entre otros en España. En el caso de los certificados se requiere la firma manuscrita del Secretario y del Alcalde de su municipio.



¿ CUÁLES SON LOS DOCUMENTOS NECESARIOS PARA EMPADRONARSE?


Primero es necesario a la oficina del ayuntamiento que te corresponda junto con la documentación expuesta a continuación: 

  • Formulario de alta individual o colectivo.

  • Pasaporte original y fotocopia.

  • Contrato de alquiler firmado y fotocopia o autorización firmada del dueño de la vivienda.

  • En caso de tener hijos: pasaportes, libro de familia y fotocopias.

¿ CUÁLES SON LOS EFECTOS LEGALES DE EMPADRONARSE EN ESPAÑA?


Al ser un proceso administrativo en el Ayuntamiento de tu municipio implica ciertos efectos legales el empadronarse. Bajo este procedimiento la persona le está declarando al país que su residencia se encuentra en España por lo cual estará sujeto al Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas ( IRPF).


El IRPF se refiere al impuesto personal progresivo y directo, con respecto a  la renta obtenida durante un año natural por las personas físicas residentes en España. Este proceso grava sus rendimientos, ganancias y pérdidas patrimoniales, incluso las imputaciones de renta mundiales.


No obstante es importante recordar que existen ciertas excepciones que permiten que una persona quede exenta de realizar la declaración de IRPF. En el caso de no  tener la residencia española debe revisar con cuidado sus razones para empadronarse, debido a que luego de realizar este tipo de trámites queda sujeto a la ley como tributante en el país.