Nuestra Política antidiscriminatoria en Kuvu: diversidad e inclusión dos pilares fundamentales

imagen de marco transparente

La comunidad de Kuvu tiene el compromiso de apostar por un mundo donde las personas de cualquier origen, edad, nacionalidad, sexo, estado civil u orientación sexual puedan sentirse acogidas y respetadas. 

Este compromiso de la comunidad, se basa en dos principios: la inclusión y el respeto. Sabemos que no es lógico pensar que solo Kuvu como empresa no puede hacer esto posible, pero sí que creemos que la comunidad de Kuvu puede fomentar esta empatía que es tan necesaria en nuestros días. Desde Kuvu, queremos promover estos principios dentro de la comunidad de Kuvu que llegue tanto a nuestras personas jóvenes inquilinas, a nuestras personas mayores propietarias como a cualquier otra persona que quiera sentirse parte. 

  • Principio de inclusión: Unirse a Kuvu como inquilino o como propietario implica formar parte de una comunidad inclusiva. Los prejuicios, el odio y el racismo no tienen lugar en nuestra comunidad ni en nuestros servicios y plataforma. Desde Kuvu hay un compromiso firme de ir más allá de los requisitos mínimos establecidos por la ley.
  • Principio de respeto: El respeto es fundamental en la convivencia, desde la comunidad de Kuvu nos comprometemos a respetarnos en nuestras interacciones y en nuestros encuentros. Desde Kuvu esperamos que nuestros inquilinos y propietarios actúen siempre de forma respetuosa, incluso cuando en apariencia esto no refleje sus creencias ni su educación. Las personas que se están acercando a nuestra comunidad vienen con historias y orígenes personales muy diversos, al generar convivencias entre ellas estamos fomentando una mayor comprensión y apreciación de los elementos que compartimos todos como seres humanos eliminando esos prejuicios basados en ideas equivocadas, falta de información o comprensión.


Normas de funcionamiento para nuestros propietarios e inquilinos:


En relación al color de piel, la nacionalidad, la religión, etnia, orientación sexual, identidad de género o estado civil:

No se puede:

  1. Rechazar a una persona por motivos de color, piel, etnia, nacionalidad, orientación sexual, religión, identidad de género ni estado civil.
  2. Imponer alguna condición específica basándose en el color de piel, la nacionalidad, la etnia, la religión, la orientación sexual, la identidad de género o el estado civil.
  3. Publicar algún anuncio o perfil en Kuvu con alguna declaración que disuada a una persona o indique una preferencia a favor o en contra de dicho "propietario o inquilino" por motivos de color de piel, etnia, nacionalidad, religión, orientación sexual, identidad de género ni estado civil.


En relación a la identidad de género

Desde Kuvu no asignamos ninguna identidad de género a nuestros usuarios. El sexo de cada persona es aquel con la que la persona se identifica o indica en su perfil.

No se puede:

  1. Imponer ninguna condición distinta en la convivencia o cualquier otro elemento basándose en el sexo. 
  2. Publicar algún anuncio o perfil en Kuvu con alguna declaración que disuada a una persona o indique una preferencia a favor o en contra de dicho "propietario o inquilino" por motivos de sexo.

Sí se puede:

  1. Poner una habitación, anuncio o perfil a disposición de los propietarios o inquilinos de su mismo sexo y no ofrecerla al opuesto cuando ambos compartan áreas comunes en la vivienda.


En relación a la edad y situación familiar

Sí se puede:

  1. Proporcionar información precisa sobre las características de la vivienda o alojamiento (o ausencia de éstas) que podrían motivar que el espacio en sí fuese inadecuado para personas de una determinada edad o personas en compañía de niños. 
  2. Indicar restricciones que existan en la comunidad determinada (por ejemplo: comunidades exclusivas para adultos mayores de 60 años) que puedan prohibir la admisión de personas menores de una edad determinadas o en compañía de niños.


En relación a la discapacidad:

Sí se puede:

  1. Proporcionar información precisa sobre las características de la vivienda o alojamiento (o ausencia de éstas) para personas con alguna discapacidad para que éstas personas puedan evaluar por sí mismas si la vivienda es adecuada para sus necesidades específicas.

No se puede:

  1. Rechazar a una persona por motivos de discapacidad: sea real o supuesta.
  2. Imponer alguna condición distinta basándose en el hecho de que la persona tenga alguna discapacidad.
  3. Imponer alguna valoración sobre la de la  persona con alguna discapacidad en relación a si la vivienda cumple con las necesidades de la persona
  4. Preguntar a la persona sobre la existencia o severidad de su discapacidad, así como sobre medidas que emplea para adaptarse a ella. Sin embargo, si la persona que tiene discapacidad la plantea, la otra persona puede y debe, discutir con ella si la vivienda o forma de convivencia satisface sus necesidades, etc. 
  5. Prohibir o limitar el uso de dispositivos móviles.
  6. Establecer algún precio superior en el alquiler o algún otro cargo, incluido algún extra por mascota si la persona tiene algún animal de asistencia (ya sea lazarillo o como apoyo emocional) a causa de su discapacidad.
  7. Negarse a comunciarse con esas personas por los medios de accesibilidad disponibles (como por ejemplo: operadores para personas con problemas de audición, etc.)
  8. Negarse a convivir con una persona si al mostrar flexibilidad ante los cambios que se podrían hacer en las normas y rutinas en la vivienda fuesen factibles. 
  9. Publicar algún anuncio o perfil en Kuvu con alguna declaración que disuada a una persona o indique una preferencia a favor o en contra de dicho "propietario o inquilino" por el hecho de que éste tenga alguna discapacidad.

En relación a las preferencias personales:

Si se puede:

  1. Requerir que la persona inquilina respete las restricciones alimentarias que se llevan como rutina en la casa (por ejemplo aquellas personas que llevan dieta vegetariana). Estas restricciones se deberán indicar en las normas de la casa. 
  2. Nada de lo que hemos expresado aquí prohíbe que algún propietario o inquilino, rechace a otro si se basa en alguna característica que no esté protegida por los derechos civiles. Por ejemplo, porque fuma dentro de la vivienda o quiere fumar dentro de la vivienda, porque no quiere que entre una pareja y prefiere a una sola persona, etc.