Modelos de convivencia alternativos: cohousing

imagen de marco transparente

Se entiende cohousing o vivienda colaborativa a la convivencia en la que sus inquilinos cooperan tanto en la planificación como en la autogestión del edificio en el que residen. Además, la construcción de estos inmuebles está determinada por sus áreas comunes, terminantes para fomentar la relación entre los inquilinos. No se debe confundir con el concepto de coliving porque esta es una alternativa al alquiler tradicional y, por lo tanto, las motivaciones para decantarse entre ambas son distintas. 


Este fenómeno se remonta a los años sesenta en Dinamarca. Es entonces cuando los residentes de una comunidad de vecinos deciden fortalecer sus relaciones sociales e interacciones. Más adelante, este modelo residencial se abrió camino en los países del norte de Europa, hasta encaminarse posteriormente a Estados Unidos en los años ochenta. 


Esta comunidad cohesionada se manifiesta entre diferentes colectivos con necesidades concretas como familias numerosas o personas de la tercera edad, entre otros.   

     - Cooperativas familiares: son comunidades intencionales para familias con necesidades similares entre sí para que colaboren en las áreas comunes de la edificación

    - Cooperativas senior: son modelos habitacionales destinadas por lo común a personas retiradas o pensionistas que buscan convivir en un entorno activo con otras personas que se encuentran en su misma situación o en una similar


Implantación del cohousing en España


Aunque la implantación de esta última solución residencial en España ha sido más tardía en comparación a otros países, podemos encontrar referentes en este modelo alternativo. Se estima que en 2017 nuestro país contaba con cerca de 30 convivencias, mientras en 2019 eran alrededor de 80. Entre estas destacan Trabensol, Santa Clara o Profuturo. 


Trabensol

 

Trabensol, acrónimo de Trabajadores en Solidaridad, es uno de los referentes en cohousing senior o para la tercera edad en España, que no se debe confundir con una residencia. Constituido en 2011, Trabensol se encuentra en Torremocha del Jarama, en la Comunidad de Madrid. Afirman que su creación se debe al escaso número de iniciativas públicas para facilitar la elección de soluciones habitacionales en condiciones de autonomía. 


Residencial Santa Clara 


La Residencial Santa Clara es considerada la pionera en España y, por lo tanto, uno de los principales referentes en nuestro país. Se encuentra en los Montes de Málaga cerca del núcleo urbano, donde nació hace más de dos décadas. Cuenta con más de setenta apartamentos con numerosas comodidades e instalaciones con carácter sociocultural como una piscina, salones de terapia ocupacional o una biblioteca, entre otras muchas. 


Profuturo


Destinado a personas que se encuentran entre los 50 a los 80 años, el Complejo Residencial Profuturo se ubica al sur de la ciudad de Valladolid, en Castilla y León. Profuturo, presentada como una alternativa a las residencias convencionales, busca desde 2011 facilitar la autonomía e independencia de sus residentes a partir de las relaciones humanas.


¿Cuáles son los beneficios del cohousing?


Son muchos los beneficios que ofrece a sus residentes, especialmente a los más seniors. Entre estos se encuentran beneficios tanto sociales como económicos. Por un lado, en cuanto a los económicos, aunque en un primer momento la inversión puede resultar relativamente alta, después supone un ahorro pues los desembolsos se dividen entre todos los inquilinos.  


Por otro lado, supone, en el caso de los pensionistas, compartir espacio con otras personas que se encuentran en la misma situación y, por lo tanto, puede reducir la soledad no deseada, dado que a partir de ciertas edades en muchos casos se percibe una reducción del entorno social. Al mismo tiempo, estas convivencias facilitan el envejecimiento activo mediante las relaciones con otros, y todo esto se resume en un aumento de la calidad de vida.