Errores más comunes al momento de alquilar en España este 2020

imagen de marco transparente

El sector inmobiliario en España es de los mercados más cambiantes y fluctuantes en el país, pero a pesar de que algunos parecen prever un enfriamiento en el primer trimestre de este 2020, es importante no tomárselo muy a la ligera.


La demanda sigue siendo bastante alta y la oferta parece no poder satisfacer las necesidades de los españoles. Por lo cual si se encuentran en la búsqueda de un piso, es normal que algunas dudas crucen por su mente ya sea duración de contrato, arreglos que corren por su cuenta, o cual es la mejor manera de realizar los pagos.


No obstante,  existen muchos detalles que es importante tomar en consideración antes de firmar cualquier contrato. Si bien, es comprensible la importancia de ser rápido en este nicho del mercado debido a la alta competencia, en esos momentos es importante estar claros sobre sus necesidades actuales, su presupuesto y las leyes actuales.


Por esta razón, aquí encontrarán algunos de los errores más comunes al momento de buscar piso durante este 2020.


 LA RAPIDEZ AÚN ES UN FACTOR DECISIVO 


Irónicamente, aunque es importante pensar en todos los detalles y tomarse un tiempo antes de hacer una elección, hay que cuidar con no ser demasiado lentos. La rapidez sigue siendo uno de los factores más importantes durante el 2020.


La demanda sigue superando en creces la oferta en diferentes vecindarios alrededor del país, por lo cual un piso puede durar en oferta tan solo un par de horas. ¿ La solución? Antes de comenzar haga un análisis vía online del tipo de vivienda que está buscando, y su presupuesto máximo, esto le ayudará a estar mejor preparado al momento de encontrar el piso ideal.


NO TENER LA DOCUMENTACIÓN A MANO

Se precavido, y procura asistir a las visitas de los pisos en alquiler con toda la documentación que podrían solicitarle. Recuerde que el tiempo puede llegar a ser su peor enemigo en esta carrera, por lo cual si encuentra el piso ideal tener la documentación a la mano podría ser todo lo necesario para formalizar el contrato ahí mismo.

Entre los documentos básicos que suelen solicitar están DNI original más una fotocopia, contrato de trabajo y tres últimas nóminas. No obstante, siempre es bueno preguntar a la inmobiliaria o al dueño del inmueble, que otros documentos están solicitando antes de ver el piso para así estar mejor preparado.

NO PRESTAR ATENCIÓN EN LA VISITA

Cuando visita el apartamento o casa por primera vez, es importante estar atento a los pequeños detalles sin parecer muy quisquilloso. Sea sutil y compruebe que todo esté en orden, incluyendo grifos, interruptores de luz, cocina, apertura y cierre de las puertas, e incluso las persianas. 

También es importante hacer las preguntas adecuadas respecto a sus expectativas, por ejemplo, si existe algún mobiliario que le gustaría deshacerte es necesario asegurarse que el propietario no tienen ningún inconveniente con eso o si al momento de entregar la vivienda deberá estar pintada. Finalmente, preste atención a la antigüedad de los electrodomésticos y el colchón.

NO TENER CLARO QUIÉN PAGA O ARREGLA CADA COSA

Por lo general en España las reformas relacionadas a mejoras de calado, calefacción, y aire acondicionado deben ser pagadas por el casero. Mientras que los arreglos del día a día van por cuenta del inquilino.

 

No obstante, si lleva viviendo en el piso un mes y descubre que la lavadora ha dejado de funcionar, en ese caso el casero debería encargarse de arreglarlo y cubrir el costo de reparación porque se trata de un aparato viejo. 

Es importante que si tiene alguna otra duda, respecto a este tipo de inconvenientes que pueden surgir en el futuro, las haga durante el momento de la visita y quede establecido en el contrato.

NO LEER EN DETALLE EL CONTRATO

Puede parecer tonto, pero muchos españoles no leen en detalle los contratos de alquiler antes de firmarlos. En estos casos no se puede asumir que todo está claro entre ambas partes, hay que cerciorarse que las cláusulas están tal cual lo conversado.

Por ejemplo, es importante revisar la fianza,  duración del contrato, cuándo podrá renovarse, cómo será la actualización de la renta como quién estará a cargo de los gastos de la comunidad o tasa de residuos urbanos.