Consejos para mejorar mi habitación

imagen de marco transparente

Si eres un estudiante y te has movido a otra ciudad a vivir para estudiar o eres un joven que sea ha mudado por trabajo, este artículo te interesa. Existe una gran conexión entre tu bienestar y el estado de tu habitación, si tu habitación parece que ha sufrido un terremoto, es un indicio claro del estado de tu vida. En ciertas ocasiones, puedes estar pasando por una situación de estrés, en otras puede que tu cabeza esté muy desorganizada o incluso puede significar que tengas la moral baja. Al fin y al cabo, tu habitación es donde empiezas y terminas el día.

Tener una habitación ordenada y a tu gusto hará que te encuentres mejor contigo mismo y esto mejorará considerablemente todo lo de tu alrededor. Dormirás mejor y mejorará tu salud, ahorrarás mucho tiempo, mejorará tus relaciones, tendrás mejores hábitos y aumentará tu productividad y, finalmente, sabrás lo que tienes y no tendrás que gastar dinero comprando cosas que crees que has perdido. Para ello te dejamos unos consejos que puedes seguir para poder estar lo más a gusto posible con tu habitación.


Mantén tu dormitorio limpio:

  • Ventila la habitación, de esta manera renovarás el oxígeno y eliminará algunos malos olores que se pueden producir.
  • Renueva tu ropa de la cama. Te recomendamos lavar o cambiar tu ropa de cama mínimo 1 vez cada dos semanas, puesto que se acumula mucho polvo, ácaros y suciedad.
  • Haz limpieza profunda al menos una vez al mes. Aconsejamos limpiar el polvo de los armarios, pasar la aspiradora y limpiar las ventanas. Esta tarea es la que más cuesta, con lo cual que deberás de agendarla de manera periódica para que no se te pase.


Mantén tu cuarto ordenado:

  • Existen objetos para organizar armarios, cajones, estanterías, etc. De esta manera no dejarás las cosas tiradas por la habitación y estarán bien organizadas en sus respectivos lugares. Sin embargo, no hay que abusar de estos elementos, la habitación tiene que tener muebles suficientes para que no sea vacía y fría, pero tampoco hay que tener en exceso. Te recomendamos que mires ejemplos en revistas de decoración, internet, etc.
  • No dejes la ropa sucia tirada por el cuarto, compra un cesto o caja para acumular la ropa sucia en un sitio que no moleste en exceso y la ropa limpia vuelve a guardarla donde estaba.
  • Mantén las mesas, escritorios y encimeras libres de cosas. De esta manera, no acumularás montañas de objetos y elementos que no necesitas encima de ellas.


Cómo decorar tu habitación:

  • Piensa bien en los colores. Claro está que no te vas a poner a pintar la habitación, pero los colores de la ropa de la cama, cortinas, elementos decorativos, etc. son muy importantes. Busca colores que transmiten relax, comodidad, alegría y descanso. Como por ejemplo el verde o azul clarito.
  • Sácale el máximo partido posible a la luz natural. Si vas a pasar mucho tiempo en el escritorio, colócalo lo más cerca posible de la ventana.
  • Gana toda la ventaja posible en los espacios de tu habitación. Utiliza objetos como estanterías o baldas para generar más espacio. Incluso puedes utilizar el espacio de debajo de la cama para poder guardar todas esas cosas que no sabes dónde almacenarlas.
  • Incluye objetos personales que te recuerden a tu ciudad de origen, te sentirás más a gusto.