Cómo decorar tu piso este verano

imagen de marco transparente

Con la entrada del verano (¡y el calor!) a todos nos apetece cambiar la decoración de nuestra casa, ¿verdad? Entrar a casa después de haber estado al sol, y sentir que has acondicionado la casa de manera que parece que (casi) no sientes el calor. ¿Quieres saber cómo hacerlo? ¡Presta atención! En este artículo te contamos 5 recomendaciones sencillas para que puedas transformar tu vivienda en un espacio cómodo para esta época estival. 


Usa tonalidades claras


Los colores claros, como el blanco o los tonos pasteles, le darán luminosidad a tu casa. El blanco es uno de los colores más característicos del verano y, además, nos ofrece la posibilidad de hacer una infinidad de combinaciones cromáticas. 


No obstante, si nos preocupa la sensación de temperatura en nuestra vivienda, se dice que los colores fríos (verde, azul, violeta, etc.) son recomendados para climas cálidos, pues transmiten más frescura que los colores cálidos (naranja, rojo, amarillo, etc.).  


Bambú, yute, esparto, mimbre… ¡sí!


Materiales como el bambú, el yute, el esparto o el mimbre son nuestros aliados en verano. Muebles u otros complementos de decoración con materiales naturales son un clásico que harán que nuestra vivienda sea más veraniega. Estas tendencias de decoración no solo para exterior, sino también para interior. 


Usa estampados de flores o rayas 


Aunque antes hemos comentado que debemos apostar por el color blanco en verano, desde Kuvu recomendamos introducir al mismo tiempo textiles con estampados florales o de rayas. Estos dos últimos funcionan a la perfección en verano. Por un lado, todos sabemos que los estampados florales siempre son tendencia en verano y, por otro lado, las rayas azules se asocian comúnmente al periodo estival. 


Introduce plantas o flores


Las plantas nunca están de más. ¡Cuantas más, mejor! Son siempre un buen recurso para decorar las habitaciones de nuestra vivienda. En Kuvu preferimos las plantas que no necesitan demasiado cuidado (riegos, podas o abono, por ejemplo). Si sabes que no tendrás mucho tiempo para dedicar a su cuidado, opta por estas. 


Y es que son muchas las opciones de colocación que ofrecen las plantas. Se puede colocar en cualquiera de las habitaciones de la casa, en diferentes ubicaciones como una estantería, una ventana o un escritorio. También puedes colocarlas en macetas o tiestos de mimbre o madera rústica. Usualmente, la colocación de las plantas dependerá de la iluminación y humedad de la habitación. Los salones, por ejemplo, son, por lo común, habitaciones luminosas, dándonos así la posibilidad de colocar plantas de otras dimensiones.