Cómo ahorrar en verano: 4 consejos

imagen de marco transparente

Ahora que estamos en verano (¡y en plena ola de calor!), a muchos nos interesa saber cómo ahorrar en el hogar. ¿No sabes cómo ahorrar energía en verano? ¿Tienes muchos planes en mente pero necesitas ahorrar en el hogar? En este artículo te comentaremos ciertos trucos que te servirán para ahorrar un dinerito. 


Cómo ahorrar en verano en el hogar


Son muchas las maneras en las que podemos ahorrar energía en nuestra vivienda durante el verano y, más concretamente, durante estos días de calor. ¿No sabes cómo mantener tu casa fresca? ¡Conoce estos trucos!


1. Ventila las habitación durante las horas más frescas


Si lo que quieres es mantener las habitaciones de la vivienda ventiladas, te recomendamos hacerlo solo durante las horas más frescas del día. Generalmente, el aire está más fresco a medida que llega la noche, y más concretamente, durante las horas antes de amanecer. Es aquí donde deberemos abrir las ventanas para que la vivienda pueda mantenerse fresca durante un tiempo. 


Además, también es importante que bajemos las persianas y cerremos las ventanas durante las horas más calurosas del día. 


2. Usar el ventilador solo cuando lo necesites


Recomendamos usar el ventilador solo cuando lo necesites. Si vas a usar el ventilador ten en cuenta en qué estancias de la vivienda pasas más tiempo, pues no todas las habitaciones de la vivienda se usan el mismo tiempo. Por ejemplo, puede que pases todo tu tiempo en el salón, o puede que te guste pasar más tiempo en el dormitorio. Esto dependerá de tus preferencias o hábitos. Entonces, será en estas donde tendrás que mantener encendido el ventilador. También cabe mencionar que los ventiladores consumen menos que el aire acondicionado. 


3. Tiende la colada al aire libre


Si has hecho la colada, cuélgala al aire libre. Evita usar aparatos electrónicos, radiadores o el ventilador para secarla. Somos conscientes de que no todo el mundo puede tender la ropa al aire libre y si vives en la ciudad es probable que no cuentes con una terraza o jardín para poder colgar la ropa. Pero, si tienes suerte y cuentas con un patio exterior, terraza o simplemente tienes un tendedero exterior en la ventana, evitarás consumir energía eléctrica, y además, no resultará perjudicial para el medioambiente. 


4. Haz uso de la luz natural 


Teniendo en cuenta que en verano los días son más largos, debemos aprovechar la luz del sol. Es por esto que podemos reducir el consumo de la luz artificial como la bombillas o pantallas.