Cómo ahorrar agua en el hogar: 10 recomendaciones

imagen de marco transparente

¿No sabes cómo ahorrar agua en tu vivienda? Independientemente de que estés viviendo en alquiler o no, querrás conocer ciertas prácticas para poder ahorrar mensualmente en tu factura del agua. Si quieres saber cómo hacerlo (y no hablaremos solo de ducharse), ¡continúa leyendo!


1. Cierra el grifo cuando…


Uno de los trucos de la abuela es acostumbrarse a cerrar el grifo siempre que no necesitemos que corra el agua. Se dice que en cada minuto en la ducha se derrochan cerca de 15 o 20 litros. De ahí la importancia de cerrar el grifo mientras nos enjabonamos (pero de esto hablaremos más tarde). Con esta recomendación no solo nos referimos a la higiene, sino también a otras tareas de la casa referentes a la limpieza.  


2. No uses el inodoro como una papelera 


Acostumbramos a tirar por el inodoro cosas que deberíamos echar a la basura, por ejemplo, papeles, kleenex o cigarrillos. Esto hace que después tiremos de la cadena innecesariamente. Si colocamos una papelera en el baño podremos evitar hacerlo. 


3. Coloca botellas de agua en la cisterna


Si buscamos reducir la cantidad de agua que usamos cada vez que tiramos de la cadena, colocar botellas de agua será una de las soluciones. Esto hace que el volumen de agua que cabe en la cisterna sea menor. Dependiendo de las botellas que decidas introducir, evitarás derrochar alrededor de 2 o 4 litros. También recomendamos los inodoros de doble recarga, pues permite elegir el caudal del agua.  


4. Utiliza el lavavajillas o la lavadora llena 


Se dice que una lavadora puede consumir alrededor de 50 litros de agua, siempre dependiendo de su capacidad, por un único uso. Es por esto que, es recomendable usar aquellos electrodomésticos que más pueden consumir únicamente cuanto podamos rellenarlos completamente. Si solo quieres meter un par de prendas en la lavadora, espera un par de días hasta que puedas llenarla completamente. 


5. Dúchate en lugar de bañarte


Es el abc del ahorro. Es la recomendación que más escucharás de otros. Y es que, se dice que una ducha de alrededor de 5 minutos implica entre 50 y 80 litros de agua, mientras que una bañera por lo usual tiene una capacidad de llenado de entorno a 230 litros. Por lo tanto, la diferencia es más que notable. 


6. Vigila las fugas y los escapes de agua

Aunque no son las pérdidas de agua más significativas a primera vista, es necesario revisarlas de forma periódica y repararlas si lo creemos conveniente. Se dice que un grifo que gotea puede perder innecesariamente cerca de 30 litros al día. 


Otros hábitos que también cuentan... 


Acostúmbrate a tener una botella con agua fría en la nevera, así evitarás tener que esperar hasta que el agua se enfríe. 


Evita regar las plantas durante las horas centrales del día para evitar la evaporación. 


Si vas a lavar las verduras, un hábito recomendable es que lo hagas en un bol. Puedes reutilizar ese agua para regar las plantas. 


Usa automatizadores o difusores. Son aparatos que se colocan a la salida del agua de los grifos para mezclar el aire con el agua.