8 formas de ahorrar siendo estudiante

imagen de marco transparente

Los estudiantes universitarios tienen que hacer frente a muchos desembolsos. Además, si has decidido estudiar un grado, máster u otra formación en otra ciudad, los gastos de manutención y alojamiento aumentarán considerablemente. Dependerá al mismo tiempo de la ciudad en la que has decidido comenzar o continuar tus estudios.  


Ahora que el curso académico acaba de comenzar o que, para otros, empezará en unas pocas semanas, queremos facilitaros 8 maneras de poder ahorrar en estos gastos. ¡Toma papel y boli!


1. Comparte vivienda 


El precio del alojamiento es indiscutiblemente el desembolso más importante cuando residimos en otra ciudad o fuera de nuestra vivienda habitual. Además, resulta inasumible para los estudiantes universitarios si no lo comparten con otros en su misma situación. También puedes decantarte por alojarte en una residencia de estudiantes.


Concretamente, el alquiler de una vivienda está cerca de los mil euros en ciudades como Madrid o Barcelona. Es por esto que recomendamos compartir vivienda con otros estudiantes que puedes encontrar en las plataformas más conocidas de alojamiento compartido o convivir con personas de otras generaciones a través de Kuvu


2. Aprovecha los descuentos para estudiantes 


Los estudiantes pueden acceder a descuentos en diferentes plataformas mediante su carnet de estudiante o e-mail del centro educativo. Una multitud de empresas internacionales y nacionales ofrecen estos descuentos a los jóvenes. Entre estas destacan plataformas online como Spotify, Amazon, firmas deportivas, portales de moda como Asos o marketplaces de reservas de hoteles o viajes. Además, ciertas cadenas de restaurantes internacionales o franquicias también cuentan con descuentos si presentas tu carnet de estudiantes en el momento de hacer el cobro. 


3. Trabaja esporádicamente 


Muchos estudiantes deciden trabajar esporádicamente para poder ganar una pequeña cantidad de dinero. Entre estos trabajos destacan el apoyo escolar mediante clases particulares y el cuidado de niños/as. Si quieres impartir clases particulares a otros estudiantes, las plataformas más conocidas donde puedes registrarte son Superprof y Tus Clases Particulares. Si por el contrario quieres cuidar de niños pequeños o hacer de canguro podrás encontrar ofertas en Sitly


4. Consume de forma responsable 


Si no quieres que los gastos de suministro (luz, agua, gas, etc.) incrementen drásticamente, tendrás que consumir de manera responsable e inteligente. ¿No sabes cómo puedes ahorrar energía en el hogar? Evita el consumo standby en los electrodomésticos, aísla térmicamente tu vivienda o utiliza luces LED. En nuestro blog encontrarás un artículo completo dedicado a cómo ahorrar energía en nuestro hogar


5. Comparte gastos con tus compañeros 


Además de los gastos de suministro, hay ciertos gastos que se pueden compartir entre compañeros de piso. Por ejemplo, los gastos de transporte. Si decidís compartir vehículo, por ejemplo, ahorraréis en combustible. Recomendamos siempre la movilidad colaborativa.  


6. Registra tus gastos 


Necesitarás hacer un balance no solo de lo que has gastado, sino también de lo que has ahorrado en comparación a meses anteriores. Al mismo tiempo, registrar tus gastos también facilita poder establecer un presupuesto, en este caso puede ser mensual, y controlar los objetivos que quieres alcanzar. Esto se puede hacer mediante aplicaciones móviles como Fintonic y Wallet.  


7. Cambia tus hábitos de movilidad 


También es importante que puedas cambiar tus hábitos para ahorrar algo de dinero. ¿Por qué no pruebas con ir caminando hasta la universidad? ¿O en bicicleta? Si los trayectos que vas a realizar son cortos, aconsejamos utilizar medios de transporte como la bicicleta o ir andando. Esto no solo hará que ahorres dinero en transporte público, sino que también será beneficioso para tu salud hacer ejercicio. 


8. Acostúmbrate a cocinar en casa 


Salir a comer de vez en cuando está bien. Pero, si nuestro objetivo es ahorrar lo máximo posible, deberemos dejar estas salidas para momentos puntuales o especiales. Cocina en casa siempre que puedas y, si fuese necesario, conserva esas comidas en tuppers o fiambreras.