3 ideas para decorar una habitación juvenil

imagen de marco transparente

Si aún tienes la suerte de ser joven, puede ser que tu habitación sea uno de los sitios donde más tiempo pases. Pues, puede que estés en tu habitación durante largos periodos de tiempo para estudiar, dormir o disfrutar de actividades de ocio (videojuegos, películas, etc.). Es por todo este tiempo que vas a pasar en ella que necesitas que sea cómoda y que te sientas a gusto en la misma. 


En este artículo de blog te comentaremos 3 ideas para poder decorar una habitación juvenil. 


Zona de estudio


Como hemos comentado anteriormente, tu habitación será uno de los sitios donde más tiempo pases para estudiar. Es por esto que será necesario que tu dormitorio cuente con, al menos, un escritorio. Será aquí donde pases largas horas trasnochando o madrugando. 


El escritorio que usemos en nuestra zona de estudio dependerá mucho del espacio que tengamos en nuestra habitación. Si tenemos mucho espacio, podremos optar por una mesa de oficina, mientras que si nuestra habitación no cuenta con tanto espacio siempre podremos recurrir a los escritorios de pared abatibles. Lo importante es que te sientas cómodo, y que no tengas que terminar haciendo las tareas escolares encima de la cama. 


Cama


Esto nos lleva a nuestro segundo sitio a considerar en la habitación: la cama. Esto, similar a lo que ocurre con el escritorio, así como con el resto de los muebles que vayamos a incluir en la habitación, dependerá de cuánto de grande sea nuestra habitación. Si nuestra habitación es lo suficientemente grande, podemos optar por una cama doble o una cama de matrimonio. No obstante, si espacio es lo que no nos sobra en nuestra habitación, siempre podremos decantarnos por camas compactas con cajones o camas nido. 


Textiles


Como hemos comentado, la cama es uno de los muebles que más presencia tiene en nuestra habitación. Es por esto que nos ofrece la oportunidad de cambiar el aspecto de nuestra habitación radicalmente. Cambia las sábanas actuales por unas más juveniles o con diseños más modernos. También puedes hacer lo mismo con los cojines, y combinarlos con las sábanas. Si todo esto no te parece suficiente, siempre puedes incorporar a tu habitaciones otros textiles como alfombras o cortinas.